21 febrero 2006

Murasaki Shikibu

Novela de Genji


Una de mis actividades favoritas es pasear por una librería y hace un tiempo mientras revisaba la mesa de novedades de una muy conocida topé con La novela de Genji. Esplendor. En aquel momento ignoraba por completo quién era esa Murasaki y reconozco que fue el texto de la contraportada el que me vendió el libro. ¿La primera novela de la Historia Universal? ¿A la altura de El Quijote? ¿Escrito por una mujer a principios del siglo XI? A caja a pagar.

Después de leerlo tengo una pena y es que la edición de Destino está demasiado adaptada. No es la obra completa (no pretende serlo en extensión pero no respeta ninguna parte real que es a lo que voy) y añaden textos que en el original se encuentran en otro capítulo o, sin más, párrafos de su cosecha para hacerlo asequible y más cercano. Lo veo un poco como aquel Quijote que manejábamos en el colegio y que quiero regalarle a mi amiga japonesa. En cualquier caso, no soy ninguna entendida y para una primera aproximación resulta perfecto. Más adelante, quizá, me anime con una versión que requiera de más neuronas. Esto que acabo de decir me ha hecho acordarme de un profesor de estética que tuve en la universidad que se negaba a hablar de forma clara y esquematizada de casi ningún autor porque creía que era estafarnos. La mayoría resultan duros de leer y no vamos a engañar a nadie (básicamente era el argumento) Personalmente, prefiero el in crescendo aunque no le faltaba razón.

Presentado el material del que parto, sigo recomendando su lectura. Murasaki cuenta los amores del príncipe Genji, uno de los hijos del emperador. Éste destaca en las principales artes (estamos en la parte titulada Esplendor), su imagen y porte no tienen parangón, un cúmulo de virtudes en su conjunto y se nota que su autora se ha enamorado de su personaje. No resulta lejano en sus planteamientos a lo que entendemos por amor cortés (quizá esto debido a su adaptación) Ágil en la narración de los traductores, permite adentrarse en la época Heian (794-1185) y acercarse un poquito a una obra maestra de la literatura que hasta hace unos meses ignoraba que existiera.

Como curiosidad, existe un blog dedicado a Genji en español.


3 Comentarios:

At 12:28 p. m., Blogger kalucifer dijo...

Éste es el post más bonito que te he leído, Imouto.
Ahora ya sabes a quién se lo tienes que dejar, no?

 
At 12:49 a. m., Blogger Imouto dijo...

Ahora lo que estoy esperando es la 2ª parte, Decadencia, porque me he quedado con ganas de más y porque ahora mismo me estoy leyendo el Heike monogatari y los Genji ya no son lo que eran, necesito llenar ese vacío. Si alguien tiene algún dato sobre la edición del próximo libro le agradecería que lo compartiera.

 
At 1:01 p. m., Blogger kalucifer dijo...

Querida Imouto:
Genji es mi ídolo.
-La variedad de amantes
-Esos poemitas de las mangas mojadas...
-Las lolitas cultivadas en jardines hasta que tengan la edad
-Los hijos ilegítimos
-La esposa de su padre
-Las confidencias de machote con su cuñado

La escena en la que sus respectivas amantes, esposas, conocidas y demás féminas del imperio se pegan por poner su carroza en el mejor lugar para contemplarlo cuando pasa... lo adoro.

Si aparece en el mercado "Decadencia" corre,naturalmente, de mi cuenta.
Gracias, gracias, gracias.

 

Publicar un comentario en la entrada

Enlazan a esta entrada:

Crear un enlace

<< Home